Buscar en este blog

martes, 22 de noviembre de 2016

Pasos para alcanzar un aprobado en mates

Como todos sabemos, MATEMÁTICAS es una asignatura que tiene gran dificultad para nuestros alumnos. Esto se comprueba fácilmente viendo el índice de aprobados de esta asignatura, que en un gran número de ocasiones es la de menor índice. Existen varios factores que inducen a que los alumnos no consigan ese ansiado aprobado:
  • Juzgar a las matemáticas antes de empezar el curso. "Si el año pasado me fue mal, este me irá peor", "las matemáticas son muy difíciles". Las ideas preconcebidas no son buenas. Se debe incrementar el pensamiento positivo para afrontar la asignatura con más ganas y "entusiasmo".

  • Desconocimiento de la importancia y belleza de las matemáticas y su relación con la vida cotidiana. Los alumnos se preguntan, "¿por qué estudio esto si no me va a servir para nada?", "¿en qué situaciones podré aplicar las matemáticas?", "¿cómo puede pensar alguien que las matemáticas son bellas?" ... Como dijo Bertrand Russell, "las matemáticas, consideradas correctamente, poseen no solamente verdad, sino una suprema belleza-- una belleza fría y austera, como la de una escultura." Normalmente las clases de matemáticas se enfocan a la adquisición de unos contenidos y objetivos marcados al principio del curso. Sin embargo, normalmente no se explica cuándo aparecieron dichos conceptos, quién o quienes los descubrieron, cuál es la importancia de su aparición, en qué situaciones se pueden aplicar ... La historia que envuelve a las matemáticas es cultura que los alumnos deben conocer. Por otro lado, las aplicaciones de las matemáticas en nuestra vida no suelen ser destacadas, provocando que los alumnos no sean conscientes que las matemáticas se encuentran en todas las situaciones de la vida y no sean capaces de observarlas en su entorno.

  • Falta de motivación e interés. "Las clases de matemáticas son muy aburridas", "cuando voy a matemáticas me entra un sueño" son algunas frases que podemos escuchar a nuestros alumnos. El método tradicional de enseñanza de las matemáticas no está enfocado a los alumnos que vienen a nuestras aulas. El auge de las nuevas tecnologías en las que ellos se hayan inmersos debe tomarse en consideración e introducirse en las clases de matemáticas. Existen programas de geometría dinámica, como Geogebra o Cinderella que aportan un factor motivador, incrementan el interés de nuestros alumnos por la asignatura y les permiten plantearse cuestiones relacionadas con  los problemas y conceptos que estamos tratando. El uso de la calculadora, de hojas de cálculo y otras calculadoras más potentes como Wiris son imprescindibles en clase porque permiten centrarnos en lo importante, que es la comprensión de los conceptos y procedimientos, y no sólo en la realización de cálculos ya asimilados y comprendidos. Si bien, no se debe hacer únicamente uso de estas herramientas, pues también es importante saber resolverlas por nuestra cuenta.
  • La participación en clase es un factor fundamental. Las dudas que se tienen deben ser preguntadas para solventarlas lo más pronto posible y así poder construir conocimientos sólidos que serán la base para la creación de los nuevos conceptos y procedimientos.
  • La introducción de juegos matemáticos, "matemagia", las películas o series matemáticas pueden cambiar la mentalidad de las matemáticas como un ente abstracto al alcance de pocos.
  • A medida que pasan los años, la cantidad de contenidos y procedimientos que aparecen en los libros de texto van disminuyendo, de este modo, los alumnos tienen menos que estudiar. Sin embargo, el estudio de los alumnos no aumenta y tampoco lo hacen las calificaciones que se van obteniendo. Es necesario una mayor implicación de alumnos y profesores, en simbiosis todos salen ganando. ¡Juntos podemos conseguirlo!

Como se observa, el problema no es únicamente de los alumnos, los profesores pueden adaptar la enseñanza a una metodología más moderna. El uso de recursos como las nuevas tecnologías, juegos, películas o series, "matemagia", la historia o las aplicaciones de las matemáticas en la vida, promueven un incremento de la motivación, interés y pueden meter el "gusanillo" a aquellos alumnos que aunque empezaron reacios a esta, a medida que pasa el tiempo ven la importancia de la asignatura en sus vidas y entorno. Por otro lado, los alumnos deben poner de su parte, deben conocer y aplicar las técnicas de estudio, esto es, hacer resúmenes, subrayar lo más importante, realizar esquemas ... ; incrementar la participación mediante el planteamiento de cuestiones o dudas; empezar la asignatura con un pensamiento positivo; etc.

A continuación, se indican una serie de pasos que considero imprescindibles para alcanzar el aprobado en "mates", si bien, los factores aconsejados anteriormente también deben tenerse en cuenta para conseguirlo.


El aprendizaje debe partir de los conocimientos previos. Los alumnos tendrán que identificar sus carencias en el momento en que no sean capaces de entender los ejemplos o ejercicios resueltos por el profesor. Los alumnos, al corregir los ejercicios podrán conocer sus errores y podrán corregirlos mediante el estudio de ejemplos y ejercicios similares, el planteamiento de dudas al profesor o a alguno de sus compañeros que haya asimilado aquellos conceptos o procedimientos. Una vez corregidos los errores, el alumno habrá construido correctamente los nuevos conceptos y habrá aprendido de manera significativa y por lo tanto, este conocimiento será más duradero. El cúmulo de aprendizajes alcanzados mediante este procedimiento anterior serán fundamentales para que el alumno obtenga una calificación positiva.

Una parte importante de los alumnos y padres solo piensan en el aprobado. De este modo, el aprendizaje parece estar en un segundo plano. Los conocimientos estudiados a corto plazo son efímeros y durarán poco tiempo en nuestro cerebro. Puede que este tipo de estudio garantice nuestro aprobado, pero a largo plazo no seremos capaces de recordar lo aprendido y la laguna que tendremos se hará cada vez más grande.

Por otro lado, también hay profesores de clases particulares cuyo objetivo principal es conseguir el aprobado de sus alumnos. Para ello, les incitan a resolver fundamentalmente los exámenes de años anteriores. Éste método, sin duda, puede ser efectivo si lo que pretendes es alcanzar el aprobado, y sobre todo si quieres que al año siguiente vuelvan los mismo alumnos a tus clases. Pero si lo que pretendes es que estos alumnos aprendan, es imprescindible hacer que tus alumnos piensen por sí mismos, manejen adecuadamente la lógica y conozcan la importancia y el uso de las herramientas que se hayan a su alcance.


Como dijo Norma Banicevich "la ciencia de las matemáticas es como un simple castillo de cristal, donde adentro se ve todo, pero desde afuera no se ve nada". Los profesores debemos invitar a nuestros alumnos a visitar el castillo por dentro y vean las matemáticas con unos ojos diferentes.


@antonio_arjona7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada